jueves, 11 de julio de 2013

Sonidos.


Este mar que me habla con el lenguaje de olas, y ese viento susurrante del norte, y este corazón mío, que solamente late y late, sin mirar al viento, ni al mar, ni siquiera a ese sonidos de olas, pero que me habla y aún me sigue diciendo que existo y que sí, que aún no he muerto, que no estoy enterrada bajo ningún nicho, y que vuelo libre, por encima de unos versos que jamás conjugué.

Besos.

10 comentarios:

  1. Mientras escuches los sonidos sigues viva. Abrazos

    pd hoy entre a tu perfil, la cantidad de blos que tiene actualmente me ha impactado, publicas en todos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sí, depende. Un abrazo. Gracias por tu visita, segun como este de inspiración y tiempo. Besos¡¡

      Celebro verte por aquí, Un saludo feliz semana.

      Eliminar
  2. Hermoso pensamiento... Muy hermoso.

    Es bueno no perderse, ni enredarse en los recovecos oscuros de la propia mente... Y es bueno sentarse a la orilla del mar y solo escuhar. Además de las olas, escucharemos el latir de nuestro corazón.

    Disfruta de ese mar... Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Me introduce en un mundo bello de sensaciones...me gusta...escuchar y sobre todo entender el lenguaje del corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí tienes razón, aunque a veces es dificil.
      Gracias por escuchar, Un beso.

      Eliminar
  4. Gracias por tu visita y tus palabras, Amapola, sé escuchaste mientras me leías como yo te escucho en tus letras ahora.

    Saludos muchos

    ResponderEliminar
  5. En realidad ese viento, esas olas, todo es energía, somos un conjunto y creamos la armonía de la naturaleza, besos!

    ResponderEliminar