miércoles, 22 de mayo de 2013

Ni el aire que me escucha sabe de ti.

Ni el aire que me envuelve sabe del mar, y ni las blancas arenas de los tranquilos desiertos saben de tu existencia, te mueves invisible frente a todos, y nadie te ve, ni siquiera te ve ese aire que respiro y tú me das.

8 comentarios:

  1. Hermosas imágenes de este paisaje de letras

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, el lenguaje poético. Ahí estoy de cuerdo y te doy la Razón, Toro. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Y no me importa compartirlo, la verdad. Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. mE GUSTA ESTE BLOG PORQUE HAY POESIA
    un abrazo
    Emer

    ResponderEliminar
  5. Y sin embargo, allí está....

    Abrazos

    Isaac

    ResponderEliminar
  6. Es vida y por eso pasa desapercibida, besos!

    ResponderEliminar